Mindfulness va a la escuela

La atención plena aplicada al contexto escolar busca que los más pequeños fortalezcan cualidades como la amabilidad, el altruismo, la empatía, la aceptación, la tolerancia y la compasión, a la vez que aumentan la capacidad de autorregularse y la resiliencia. Porque no basta con educar la mente, hay que educar el corazón.

Las niñas y los niños salen del colegio sabiendo, con suerte, qué es el teorema de Pitágoras o conociendo el pretérito imperfecto del verbo amar, pero no saben calmar una rabieta o ponerle nombre a la emoción que sienten. La práctica de mindfulness está llegando a las escuelas para ayudar a cambiar las cosas. Continuar leyendo “Mindfulness va a la escuela”