Renuncia al perfeccionismo: hace daño y es inútil

Fracasar, equivocarse, no solo es normal: es necesario.
En el Día Mundial de la Salud Mental (y todos los días), renuncia a intentar lo perfecto, porque nunca lo alcanzarás y el esfuerzo puede pasarte una gran factura.
¿Quieres ser infeliz? Obsesiónate con la perfección.
¿Quieres ser feliz? Acepta que la perfección no es humana.

La invitación al perfeccionismo, de forma a veces imperceptible, pero despiadada, está por todas partes:

  • ¿Cómo escribir la entrada de blog perfecta?
  • ¿Cómo hacer la entrevista de trabajo perfecta?
  • ¿Cómo tener las vacaciones perfectas?
  • ¿Cómo preparar la tarta de manzana perfecta?
  • ¿Cómo organizar la fiesta perfecta?
  • ¿Cómo vivir una noche de boda perfecta?

Sin embargo, la realidad es tozuda y no se cansa de repetir, para quienes deseen escuchar, el mismo  mensaje: todo lo que existe, por existir, es imperfecto. Continuar leyendo “Renuncia al perfeccionismo: hace daño y es inútil”

Trump y Maduro: trastorno mental y poder

Hay evidencia de que el poder puede corromper la habilidad de comportarse de forma racional. Políticos en apariencia enfermos son capaces de generar trastornos mentales en aquella sociedad que pretendían salvar. ¿Cuántos venezolanos podrían hoy ser diagnosticados con Trastorno de estrés agudo, depresión o ansiedad?

Algunos políticos, a consecuencia del ejercicio del poder, dan la impresión de padecer un trastorno mental. Donald Trump, por la derecha, o Nicolás Maduro, por la izquierda, presentan rasgos de comportamiento y discursivos que podrían encuadrarse en lo patológico. Continuar leyendo “Trump y Maduro: trastorno mental y poder”