10 claves para protegerte de la propaganda política

No abandones nunca el sentido crítico. Sé exigente con los políticos. Tú mandas. Practica el sano escepticismo. Cuestiona la idea subyacente de que cambiar de opinión es de gente sin principios. ¡Atrévete a cambiar de opinión cuantas veces sea necesario! “Toda convicción es una cárcel”, escribió Nietzsche. Sal de tu cárcel ideológica y respira el aire puro de la duda.

Los políticos intentan enamorarnos: igual que los amantes, mienten. Si dijesen la verdad, les sería más difícil hacerse con nuestros corazones (y con nuestros votos). Para mentirnos mejor, sin que nos demos cuenta y podamos aceptar la mentira que más nos atraiga o que menos nos incomode, existe la propaganda política. Continuar leyendo “10 claves para protegerte de la propaganda política”