10 claves para protegerte de la propaganda política

No abandones nunca el sentido crítico. Sé exigente con los políticos. Tú mandas. Practica el sano escepticismo. Cuestiona la idea subyacente de que cambiar de opinión es de gente sin principios. ¡Atrévete a cambiar de opinión cuantas veces sea necesario! “Toda convicción es una cárcel”, escribió Nietzsche. Sal de tu cárcel ideológica y respira el aire puro de la duda.

Los políticos intentan enamorarnos: igual que los amantes, mienten. Si dijesen la verdad, les sería más difícil hacerse con nuestros corazones (y con nuestros votos). Para mentirnos mejor, sin que nos demos cuenta y podamos aceptar la mentira que más nos atraiga o que menos nos incomode, existe la propaganda política. Continuar leyendo “10 claves para protegerte de la propaganda política”

Trump y Maduro: trastorno mental y poder

Hay evidencia de que el poder puede corromper la habilidad de comportarse de forma racional. Políticos en apariencia enfermos son capaces de generar trastornos mentales en aquella sociedad que pretendían salvar. ¿Cuántos venezolanos podrían hoy ser diagnosticados con Trastorno de estrés agudo, depresión o ansiedad?

Algunos políticos, a consecuencia del ejercicio del poder, dan la impresión de padecer un trastorno mental. Donald Trump, por la derecha, o Nicolás Maduro, por la izquierda, presentan rasgos de comportamiento y discursivos que podrían encuadrarse en lo patológico. Continuar leyendo “Trump y Maduro: trastorno mental y poder”

10 ideas esenciales acerca del Yoga

En el Día Internacional del Yoga recordamos al indianista Heinrich Zimmer, cuya obra, como escribió Jung, “hizo florecer todos los capullos del jardín de las leyendas indias”.

Aunque suele decirse que el yoga es originario de la India, quizás esta apreciación requiere, al menos, alguna matización: el arqueólogo británico sir John Marshall, durante las excavaciones en Mojenho Daro, una ciudad de la antigua cultura del valle del Indo, cuyas ruinas se encuentran en territorio del actual Pakistán, descubrió, en los años 20 del pasado siglo, una tablilla en la que aparece una figura antropomorfa sentada en postura de yoga, con las piernas cruzadas. Continuar leyendo “10 ideas esenciales acerca del Yoga”

Mindfulness va a la escuela

La atención plena aplicada al contexto escolar busca que los más pequeños fortalezcan cualidades como la amabilidad, el altruismo, la empatía, la aceptación, la tolerancia y la compasión, a la vez que aumentan la capacidad de autorregularse y la resiliencia. Porque no basta con educar la mente, hay que educar el corazón.

Las niñas y los niños salen del colegio sabiendo, con suerte, qué es el teorema de Pitágoras o conociendo el pretérito imperfecto del verbo amar, pero no saben calmar una rabieta o ponerle nombre a la emoción que sienten. La práctica de mindfulness está llegando a las escuelas para ayudar a cambiar las cosas. Continuar leyendo “Mindfulness va a la escuela”

Parto en casa: ¿seguro?

El parto planificado en casa no solo no implica más riesgos que el parto hospitalario, sino que, incluso, podría ser más beneficioso para la madre y el bebé. Si se respetan, claro, las condiciones indispensables de seguridad. Porque parir no es una enfermedad, sino lo más normal del mundo, algo que siempre han sabido hacer muy bien las mujeres.

¿Cómo llegué a interesarme por el tema del parto planificado en casa?

La primera razón es mi abuela materna, Trina Gil de Villafranca (1914-1999). Mi abuela, una recia mujer de piel morena, parió, entre 1934 y 1957, diez hijos, nueve de ellos en casa, una humilde vivienda de una barriada popular de Caracas.

Trina Gil de Villafranca
Trina Gil de Villafranca (1914-1999)

Continuar leyendo “Parto en casa: ¿seguro?”

Contra la depresión: más Epicuro y menos antidepresivos

No existe diferencia estadísticamente significativa entre los fármacos antidepresivos y el placebo. Disculpen: sí existe diferencia. El placebo no tiene severos efectos secundarios. El pensamiento de Epicuro, tampoco.

La exigua presencia de psicólogos en la sanidad pública española ha llevado a la instauración de una práctica que debería hacernos reflexionar: la prescripción de fármacos antidepresivos por parte de los médicos de cabecera a pacientes con síntomas de depresión, basándose en el relato de la persona y en una entrevista clínica cuya duración promedio es de 5 minutos. Continuar leyendo “Contra la depresión: más Epicuro y menos antidepresivos”

4 aplicaciones de Mindfulness, según Alan Wallace

Mindfulness no consiste es una práctica aislada, sino en un sofisticado entramado de técnicas orientadas a comprender la naturaleza de la mente y la consciencia. La atención plena reúne las condiciones para ser punto de encuentro entre el pensamiento religioso oriental y la ciencia occidental. Una verdadera revolución de la mente.

Si un astrónomo se despide de familiares y amigos porque se marcha al desierto de Atacama, en Chile, para dedicarse durante un año a la contemplación del cosmos, nadie cuestionaría su decisión. Pero si una persona, en el contexto occidental, se retirara para meditar y observar su propia mente, sería extrañísimo. ¿Observar la mente? ¿Para encontrar qué? Por suerte, para practicar las cuatro aplicaciones de mindfulness no hace falta retirarse del mundo. Pero, al igual que hace el astrónomo con el telescopio, es necesario tener afinado el único instrumento disponible para observar la consciencia: nuestra propia mente. Continuar leyendo “4 aplicaciones de Mindfulness, según Alan Wallace”

Les Greenberg: “Para transformar emociones dolorosas hay que sentirlas”

“Las emociones son impenetrables para la razón. La única manera de cambiar una emoción es con otra emoción”, afirma el psicólogo canadiense, de visita en Madrid. Las reacciones emocionales se aprenden a través de la experiencia y es con nueva experiencia emocional como pueden ser transformadas.

¿Cuántas veces hemos leído o escuchado que debemos controlar las emociones? Como si fuesen bichos extraños, ajenos a esos seres racionales o angélicos que -aún para algunos, a pesar de la evidencia en contra- aparentemente somos, durante casi todo el siglo XX las emociones fueron las grandes olvidadas de la psicología.

La ciencia de la mente y el comportamiento parecía conducirse igual que las personas: como algunas emociones son dolorosas y tienden a desbordarse, dejándonos anegados, es preferible no reconocerlas, negarlas, enmascararlas o, la vía contraria, controlarlas, a fin de que la inmaculada razón pueda escrutar sin interferencias el mundo.

Pero ocultar las emociones o sujetarlas como si fuesen un caballo desbocado, no solo no funciona: empeora la situación. Como arena movediza, mientras más luchamos contra las emociones desagradables más nos hundimos en ellas. Continuar leyendo “Les Greenberg: “Para transformar emociones dolorosas hay que sentirlas””

Control y maltrato verbal también son violencia de género

Tu pareja no cambiará. Mucho menos lo hará porque seas “buena chica”. Todo lo contrario, ser “buena chica” reforzará su conducta violenta porque a través de ella habrá alcanzado su objetivo: dominarte. Si te tocó en suerte un ejemplar de macho ibérico, esa suerte se puede cambiar.

¿Sufres violencia de género? Hay mujeres que han recibido o reciben maltrato físico por parte de sus parejas y que aún así pueden tener dificultad para reconocerlo. Mucho más difícil es darse cuenta -tan normalizado está- del maltrato psicológico, que, aunque a veces adopte formas violentas como gritos e insultos, también se manifiesta de soslayo, aunque las consecuencias para el bienestar emocional de la mujer pueden ser igualmente devastadoras. Continuar leyendo “Control y maltrato verbal también son violencia de género”

Identidad personal: tu máscara más allá de carnaval

Un dolor de muelas deja de lado toda pregunta no patológica acerca de la identidad personal. ¿Quién soy? Al que le duele…

Si alguien nos pregunta por nuestra identidad personal, ¿quién eres?, lo más común es responder mencionando el nombre y, dependiendo del contexto, indicando un número de identificación, hacemos referencia a la profesión u oficio que desempeñamos, a nuestra familia o lugar de origen o, incluso, a la religión que profesamos o al equipo de fútbol que seguimos.

Pero, ¿eso es lo que somos? ¿Está nuestra identidad personal compuesta por un nombre (elegido por otros), un número establecido por las autoridades, una profesión (que decidimos, si acaso, en un tiempo lejano de nuestra adolescencia), un lugar (azaroso) de nacimiento, unas creencias recibidas por la cultura de pertenencia, así sea nuestro dios Cristo o Cristiano Ronaldo? Continuar leyendo “Identidad personal: tu máscara más allá de carnaval”